International Ju-Jitsu FederationSportaccord - International Sports FederationInternational Wordgames AssociationPeace and Sport

La Junta Directiva

 Historia de la UPJJ

¿Qué es Jiu Jitsu?

Jiu Jitsu por la Paz
(INGLES)

Peace and Sport Champion for Peace

Minutas y Actas de la UPJJ

Minutas y Actas de la FIJJ

 

 
 

 ¿Qué es Jiu Jitsu?

 


     Jiu-jitsu significa: arte flexible. Al practicar este arte marcial has de cultivar una actitud que combina la firmeza con la flexibilidad. A tiempo de ir soltando tensiones te abres a una mirada consciente que se podrá hacer parte natural de tu vida diaria.
De esta manera, la práctica te ayudará a ver las cosas tales como son. Desde la vivencia del aquí y el ahora surge una comprensión del mundo en su tiempo y espacio reales. Vivir el presente y ser quien eres, sin reservas, sin juicios, sin temores. De eso trata la práctica del jiu-jitsu, más allá de sus técnicas y formas.
     Lo que busca el (la) practicante de este arte marcial, es una postura o actitud flexible hacia la vida, y hacia todo lo que le ocurre durante su paso consciente por ella. El entrenamiento de esta postura flexible ha de desarrollar la aptitud para ver las cosas tales como son, en sus tiempos y espacios reales. A la vez se obtiene una práctica y entendimiento de la vivencia del presente, y de las ideas y emociones condicionantes de la libertad individual y colectiva.
     Jigoro Kano, fundador del Kodokan judo, nació en 1860 y creció con la declinación de la clase Samurai. En el judo, Kano recogió el espíritu de las prácticas de estos guerreros del antiguo Japón, y las unió en un principio universal. En el libro Mente sobre Músculo, Kano dice:

En 1882, cuando comencé a usar el término ‘judo’, no significaba “ceder para vencer”. Más bien quería decir que, sea cual sea tu propósito, para cumplirlo debes usar tus energías mentales y físicas de la manera más efectiva… El judo comenzó con el estudio del arte marcial, y luego de a poco se entendió que podía ser aplicado en la educación física, el entrenamiento intelectual, la formación moral, la interacción social, la gobernanza, y la vida cotidiana de la gente… Por eso, judo no es simplemente un arte marcial sino más bien el principio básico del comportamiento humano.

     Como indica Kano, si bien las prácticas del jiu-jitsu y del judo hacen uso del principio ‘ceder para vencer’; su verdadera esencia abarca un horizonte mucho más amplio: “perfeccionarse en beneficio de la sociedad”. El maestro Kano definió tres niveles en la práctica del judo/jiu-jitsu. En el nivel bajo se entrena para la defensa contra un ataque. El nivel medio trata de la cultivación de mente y cuerpo. El nivel superior es el estudio del cómo aplicamos nuestra energía en beneficio de la sociedad. Esto debería ser el objetivo de cualquier proyecto educativo:

     No importa cuán grande eras como persona, cuán superior sea tu inteligencia, o cuán fuerte tu cuerpo, si mueres sin haber conseguido algo… podrás decir que te has perfeccionado, pero no que hayas aportado algo a la sociedad.

     El concepto oriental del yin-yang y la experiencia del arte marcial, indican que cuando más cerca te encuentras del peligro, también la oportunidad se te presenta con mayor claridad. Es por ello que una buena práctica te hará a la vez más sólido(a) y más versátil. Te permite conocer ambos el peligro y la oportunidad.
     Al entender a profundidad todas las provocaciones que buscan atraparte y mantenerte en su poder, dejarás de reaccionar ante ellas. Reconocerás que la decisión sobre tus acciones e inacciones está en tus manos. Ha estado siempre ahí, pero quizás lo habías olvidado y pensabas que te estabas enojando o acobardando por la decisión de alguna otra persona.
     Una de las formas de práctica avanzada de jiu-jitsu se llama Randori, que se traduce como: “tomar libertad”. Tomarás libertad frente a tus propios juicios y prejuicios. Tus observaciones, tus ideas, se renovarán. Serás cada día más capaz de reconocer tus propias emociones y entender sus efectos constructivos y destructivos. Estudiando las tensiones que habitan tu cuerpo y mente, tendrás la opción de soltar y dejar sus condicionamientos en el pasado.
     En fin, esa es la flexibilidad que buscamos cultivar mediante el arte. En ella está la belleza del jiu-jitsu. Los maestros nos dejaron un enorme regalo. Ellos merecen nuestro respeto, agradecimiento y pleno compromiso con la práctica.

Theo Roncken
Secretario UPJJ

Contáctese con nosotros a través de upjj.org@gmail.com